El blanqueamiento dental permite obtener unos dientes más blancos en muy poco tiempo y con una gran fiabilidad, incluso en las tinciones más difíciles.estetica-dental05

¿ES RECOMENDABLE?

El blanqueamiento dental es un tratamiento estético. No es un tratamiento de salud. Así que será recomendable o no dependiendo de la importancia que tenga para nosotros mejorar el color de nuestros dientes.

¿EN QUÉ CONSISTE?

A la hora de blanquear los dientes, hay que distinguir entre manchas y tinciones.

Las manchas son externas y tienen causas muy variadas. Café, tabaco, colorantes alimenticios, bacterias cromógenas, etc. En muchos casos se eliminan fácilmente con una simple limpieza en la clínica dental. Los higienistas también darán información de higiene para retrasar al máximo la aparición de las manchas.

Las tinciones son internas. En la mayoría de los casos, simplemente se trata del color mismo del diente, que es muy oscuro y no nos gusta. Los dientes no son blancos, tienen color, y este color cambia de unas personas a otras, como el color del pelo o de los ojos. Otras, se trata de tinciones internas con causas extrínsecas. Tinciones por tetraciclinas, derrames de sangre en el interior del diente por traumatismos, infecciones, endodoncias, etc.

 Es el dentista quien debe valorar la técnica más correcta a seguir en cada caso y las expectativas de éxito, y decidir junto con el paciente la conveniencia del tratamiento.

CÓMO ES EL BLANQUEAMIENTO EXTERNO?

estetica-dental06El blanqueamiento externo consiste en la aplicación de un producto blanqueador de acción intensiva, Peróxido de Hidrógeno, en la superficie de los dientes que queremos tratar. Muchas veces usamos un acelerante de la acción del blanqueador, como puede ser luz, calor, etc., Esto se realiza en la Clínica Dental, porque requiere vigilancia y protección de los tejidos bucales.

 

BLANQUEAMIENTOPosteriormente, se aplica otro producto, de acción progresiva, de manera ambulatoria, Peróxido de Carbamida, que el paciente se aplica una vez al día en su propia casa durante una o dos semanas. Para ello, elaboramos una férula que permite aplicar el blanqueador sobre el diente.

Hay que tener en cuenta que los empastes y las porcelanas no se blanquean. Si existen previamente, se deberán cambiar posteriormente para evitar la discrepancia de color. Si queremos hacer empastes o colocar porcelana en boca, conviene esperar hasta que el blanqueamiento haya terminado.

¿EL BLANQUEAMIENTO EXTERNO ES PERJUDICIAL?

En principio, no, si se realiza por dentistas profesionales que protegen los tejidos blandos y controlan todo el proceso.

El uso de sustancias blanqueadoras con la concentración suficiente para ser efectivas está restringido a los dentistas. Las pastas de dientes blanqueadoras tienen una concentración de blanqueador muy baja.

En algunos casos, la fase de blanqueamiento en clínica produce alguna pequeña molestia y a veces los dientes quedan sensibles al frío durante algún tiempo. En muy contados casos, el blanqueador comienza a producir molestias desde el primer momento, en cuyo caso no proseguimos con el proceso. Como es lógico, se desaconseja el blanqueamiento externo en las personas que padecen hipersensibilidad dentinaria.

¿QUÉ ES EL BLANQUEAMIENTO INTERNO?

estetica-dental07El blanqueamiento interno se realiza para blanquear dientes con tinciones muy intensas, debidas a productos químicos o farmacéuticos por ejemplo Tetraciclinas, traumatismos con derrames en el interior del diente, algunas endodoncias, etc. Se lleva a cabo en el interior del diente, y por tanto requiere la existencia de una endodoncia previa. Sus resultados son mucho más previsibles.