estetica-dental01

A nadie se le escapa la importancia que tiene nuestra apariencia para los demás y también para nosotros. Proyectamos una imagen que dice mucho de nosotros, de forma que nuestro aspecto transmitirá a los demás sensaciones que influirán, muchas veces decisivamente, en nuestra vida social y afectiva.

Entre los muchos factores que condicionan la belleza, no cabe duda de que la sonrisa ocupa un lugar primordial.

La sonrisa no tiene edad, es un regalo que les hacemos a nuestros semejantes, es crear un ambiente amable, es optimismo, es, en definitiva, la expresión y el anhelo de la felicidad.

La odontología actual pone al servicio de la sonrisa los medios materiales que hacen posible conseguir una sonrisa maravillosa.

estetica-dental03

Para ello, buscamos el equilibrio entre los diferentes factores que hacen agradable una sonrisa: el tamaño de los dientes, su color, su forma proporcionada y en relación con el óvalo de la cara, su disposición con respecto a los labios, la formación de la línea de sonrisa, la armonía de las encías como marco del que emergen los dientes, el volumen y simetría de los labios, y tantos otros factores.

estetica-dental02

Hasta hace poco, los dientes de porcelana debían tener obligatoriamente una base metálica. En la actualidad, podemos colocar en la boca dientes de porcelana sin metal.

La porcelana por sí sola tiene unas características ópticas, de transparencia y luminosidad prácticamente idénticas a las del esmalte dental.

Porcelanas de nueva generación, Composites con nanopartículas de alto pulido, Zirconio, etc., permiten conseguir una funcionalidad y una estética perfectas con tratamientos indoloros y no invasivos.

Podemos así crear dientes nuevos, recubrir los dientes con mal aspecto, alterar la forma y la posición de los dientes deteriorados.

¿En qué consiste el blanqueamiento dental?

estetica-dental05

El blanqueamiento dental permite obtener unos dientes más blancos en muy poco tiempo y con una gran fiabilidad, incluso en las tinciones más difíciles.

Es el dentista quien debe valorar la técnica más correcta a seguir en cada caso y las expectativas de éxito, y decidir junto con el paciente la conveniencia del tratamiento.

El blanqueamiento externo consiste en la aplicación de un producto blanqueador de acción intensiva, Peróxido de Hidrógeno, en la superficie de los dientes que queremos tratar. Muchas veces usamos un acelerante de la acción del blanqueador, como puede ser luz, calor, etc., Esto se realiza en la Clínica Dental, porque requiere vigilancia y protección de los tejidos bucales. Posteriormente, se aplica otro producto, de acción progresiva, de manera ambulatoria, Peróxido de Carbamida, que el paciente se aplica una vez al día en su propia casa.

estetica-dental06

estetica-dental07

El blanqueamiento interno se realiza para blanquear dientes con tinciones muy intensas, debidas a productos químicos o farmacéuticos por ejemplo Tetraciclinas, traumatismos con derrames en el interior del diente, algunas endodoncias, etc. Se lleva a cabo en el interior del diente, y por tanto requiere la existencia de una endodoncia previa. Sus resultados son mucho más previsibles.