eleccion01 1- El cuidado de la boca se basa en la confianza. Prefiere siempre el trato personal, busca ser tratado por unos profesionale
s en concreto. No aceptes tratar de la salud con un gerente o director de Clínica que no sea dentista.

2- Pregunta a tus familiares y amigos si conocen alguna Clínica Dental con la que estén satisfechos. Muchas veces el “boca a boca” es la mejor forma de encontrar a un dentista de confianza.

3- En la mayoría de los casos se pueden ofrecer múltiples soluciones para un mismo problema (algunas más caras y otras más económicas) pide que te expliquen todas las opciones, sus ventajas e inconvenientes, para poder estar seguro de elegir lo que mejor se adapta a tus preferencias y a tu economía.

4- Pide que te expliquen de una manera asequible los tratamientos que te proponen y aclaren todas tus dudas, y no dudes en visitar varios profesionales si lo juzgas necesario. Pide siempre un presupuesto detallado. No consientas que te presionen para empezar un tratamiento. Tu boca merece una reflexión.
5- Busca unos precios equilibrados. No pienses que lo más caro es siempre lo mejor, pero unos precios excesivamente bajos indican siempre una rebaja de la calidad. No creas en ofertas ni rebajas. La salud no puede depender de saldos.

6- Si deseas conseguir una sonrisa estética no es una buena estrategia arreglar los dientes uno a uno, dado que e
sto nos obliga a ir imitando lo que ya hay aunque no nos guste. Lo mejor es considerar la boca como un todo y plantear un tratamiento global y coherente.

7- Valora que tu dentista sea capaz de darte una visión global de tu boca. Si estás satisfecho con el trato recibido, sé fiel a tu Clínica.  Si cambias frecuentemente de Clínica, el arreglo de tu boca no responderá a unos criterios homogéneos y esto repercutirá en la calidad y la estética de su tratamiento.

8- Asegúrate de que los dentistas que has elegido son capaces de ofrecerte el resultado que tú pretendes conseguir.

9- Desconfía de tratamientos que prometen resultados milagrosos (rápidos, sin molestias, baratos, procedimientos exclusivos, primicias, etc.). Exije ante todo seriedad.

10- Las campañas publicitarias son estrategias de venta y no siempre se ajustan a la realidad, se prudente y busca además otro tipo de referencias.