encias-sanas

Los primeros signos y síntomas que aparecen cuando una encía no está sana son:

  • Sangrado espontáneo o tras el cepillado
  • Inflamación, enrojecimiento e hinchazón de la encía.

Cuando el problema avanza se pueden detectar otros síntomas como:

  • Retracción de las encías (dientes con aspecto más largo)
  • Presencia de pus
  • Mal sabor y mal olor de boca
  • Movilidad y separación de los dientes
  • Aumenta la sensibilidad con el consumo de bebidas y alimentos fríos
  • Sensación de ardor y dolor en las encías

Ante cualquiera de estos síntomas, y antes de que la gingivitis avance hacia una enfermedad periodontal, es aconsejable visitar al dentista.

La mejor forma de prevenir los problemas de las encías es tener una higiene correcta, evitar el tabaco, realizarse una limpieza cada seis meses y visitar al dentista periódicamente.