Sabemos lo que causa la Enfermedad Periodontal, y por tanto sabemos que eliminando los factores de riesgo podemos evitar su aparición o, en caso de que se haya desarrollado, controlarla.

– Lo más importante, sin duda alguna, es el control de la placa bacteriana.

Sabemos lo que causa la Enfermedad Periodontal, y por tanto sabemos que eliminando los factores de riesgo podemos evitar su aparición o, en caso de que se haya desarrollado, controlarla.

Periodoncia06Periodoncia05

Lo más importante, sin duda alguna, es el control de la placa bacteriana.

Es importante acostumbrar a los niños a cepillarse los dientes desde las edades más tempranas. Más adelante aprenderán las técnicas de cepillado más idóneas. Pero más importante es la adquisición de una rutina, de una costumbre que no les abandonará mientras vivan.

En el apartado CONSEJOS DE SALUD damos una serie de normas sobre cómo cepillarse correctamente los dientes.

A pesar incluso de tener una buena técnica de cepillado, es inevitable que a lo largo del tiempo se forme sarro.

Periodoncia07Periodoncia08Por eso es necesario hacerse limpiezas periódicas en la Clínica Dental.

Normalmente, es conveniente hacer una limpieza bucal cada seis meses o un año, dependiendo de cada caso individual. En otros casos hay que hacer una limpieza más a fondo, en varias sesiones.

El tabaco escomo sabemos a ciencia cierta, el principal factor favorecedor de la Enfermedad Periodontal. Por tanto, es fundamental que las personas predispuestas o que comienzan a desarrollar una Enfermedad Periodontal busquen la mejor forma de abandonar el hábito del tabaco.

– Los apiñamientos dentarios y las malposiciones dentarias crean espacios casi imposibles de higienizar correctamente. Además, los dientes en mala posición reciben las fuerzas de la masticación de una manera inapropiada, perdiendo inserción ósea.

periodoncia-titulo

– Las ausencias dentarias, cuando no se reponen los dientes perdidos, tienen efectos nefastos para los tejidos de sujeción de los dientes. En primer lugar, la ausencia de un diente, sobre todo un molar, supone una sobrecarga de esfuerzo masticatorio para los dientes adyacentes. A medida que pasa el tiempo, Los molares que están por detrás de la pieza perdida comienzan a inclinarse hacia adelante, recibiendo las fuerzas de la masticación de manera oblicua. El molar antagonista, el que masticaba con la pieza perdida, comienza a extruirse buscando a su opositor perdido. Todo ello hace que los dientes engranen unos con otros de manera exagerada impidiendo los movimientos masticatorios normales. Es lo que se denomina colapso oclusal.

Periodoncia10