Implantes

Desde la aparición de los implantes, a principios de los años ochenta, la odontología ha sufrido un cambio radical. Por fin podemos colocar dientes unidos al maxilar, sin utilizar otros dientes de sujeción.

Los implantes son raíces artificiales, generalmente de titanio, que colocamos en el hueso mediante una pequeña intervención de cirugía menor. Es una intervención totalmente indolora, de corta duración.

Sobre los implantes podemos poner dientes fijos, individuales o puentes, atornillados o cementados.

También podemos poner sobredentaduras, que son dentaduras completas, removibles, sujetas a los implantes por medios mecánicos de fijación. Esto nos permite reponer los dientes en personas totalmente desdentadas con muy pocos implantes.

Odontología Conservadora y restauradora
implantes

En casos favorables, que decidirá el implantólogo, se puede poner implantes inmediatos, es decir, en el momento de la extracción, aprovechando el alveolo que ha quedado vacío.
En algunos casos podemos poner los implantes con técnicas mínimamente invasivas guiadas por ordenador.
Se llama carga inmediata a la técnica que nos permite colocar los dientes sobre los implantes el mismo día o al día siguiente de la colocación de los implantes. Esto solamente es posible en casos extremadamente favorables.